Hago balance

Ya falta poco para que finalice el año y llega ese momento en que hay que frenar y decir “que tal fue TU año?” Es algo que me gusta preguntar a la gente de mi entorno, me agrada hacerlas recapacitar y oir lo que tienen para decir, lo bueno y malo que sucedió en sus vidas durante todo el 2010. Obviamente no voy a andar ventilando intimidades de mis allegados por aquí, no sería correcto, pero nada me impide decir las mías, mi balance.

Mi 2010 pasaba sin pena ni gloria. Nada bueno aparecía, lo malo seguía igual. El segundo trimestre del año la cosa empezó a cambiar. De golpe me vi con mucho más trabajo, con responsabilidades agregadas, con un trabajo que se “reciclaba”, un buen porvenir laboral, aunque más de palabras que de hechos.

En mayo la conocí a ELLA, la personita que cambiaría por completo mi vida y que algún día contaré bien nuestra historia. La cuestión es que desde ese momento mi año empezó a mejorar radicalmente.

Por otro lado, las cosas con mi familia van bien, aunque manteniendo mi rancho aparte, creo que eso da el equilibrio  justo y necesario para que la cosa se mantenga más o menos en orden.

En lo económico? mal pero con ganas de mejorar y algo de actitud para hacerlo ¿eso es bueno no? Ah y dejé de fumar! Costó pero lo logré, al menos por ahora.

En fin, digamos que el 2010 fue un buen año, el 2011 pinta ser mejor, veremos que se trae entre manos.

Orgullo

Y me aguanté y no pregunté por vos. Y ahora me siento muy bien. Es que… ¿sabés una cosa? De vez en cuando hay que tener un poco de orgullo propio y decir PARÁ!!! Otra vez yo pidiendo disculpas noooooo!!!!!

Sí, debo confesar que estuve mal pero convengamos una cosa, a vos no te hice nada. Si bien es cierto que aún no enmendé mi error, que actué cobardemente, que no di la cara ni pedí disculpas ni di explicaciones no creo que mi actitud haya sido lo suficientemente grave como para que no me respondas, no me hables por ningún medio y como imagino, difames contra mi en donde puedas.

¿Tan fácil te podés olvidar de todo lo lindo que compartimos, de los hermosos momentos juntos en sana compañía? Yo no me olvido, te extraño y tu actitud me hace daño. Te repito: yo no estuve bien, pero vos tampoco y ¿sabés que? Ésta vez tengo un poquito de amor propio y aunque me duela en el alma y sienta que te pasaste por el culo todo lo lindo de los años en que estuvimos juntos no pienso ir como un pobre diablo a suplicar tu perdón. Cuando pueda remendaré mi error y espero vos valores aunque más no sea un poquito lo mucho que hice por vos durante algún tiempo.

Y cómo dicen: “que te garúe finito”

Un sueño

Soy de aquellos que piensan que tener un sueño no es para cualquiera, no es algo que se de cotidianamente ni mucho menos es fácil de conseguir.

Y yo tengo un sueño, un hermoso sueño…

Dicen que cuando deseas algo con mucha fuerza se cumple, que toda la humanidad congenia para que ello suceda y yo, a juzgar por los hechos, lo veo posible.

Mi sueño te incluye y lo sabés. Formás parte fundamental de ese sueño y sí, reconozco haberlo soñado otras veces; pero faltaba algo muy importante: ese deseo tan ferviente que lo hace posible.

Siempre niño

Porque a veces, demasiadas veces, me siento así…

Esperando que vuelvas

29 de Octubre…¿hace cuánto que no nos vemos? no lo sé, ya perdí la cuenta o simplemente no quiero sacarla para que no afloren las lágrimas.

Me gustó haberte encontrado, me gustó que sin pedir permiso te metas en mi vida, me gustó que te acoples a mi rutina, mierda si me habrá gustado que no paro de extrañarte!

Días y días viviendo sólo, así, como vagando. Siempre igual, siempre los mismos pasos, el mismo camino por recorrer una y otra vez… y de pronto te tuve aquí, y ya nada volvió a ser como antes. Le diste otro color a las cosas, transformaste esa rutina al cien por ciento; a tal punto que daría lo que fuera por volver a vivirlo.

Despertar y verte a mi lado, ahí, ocupando esa mitad de la cama que siempre estuvo vacía, volver del trabajo y saber que estarías en casa esperándome, compartir un almuerzo, una cena, una charla mates de por medio… la pucha si fue lindo.

Cómo no habría de extrañarte si nunca fui tan feliz, cómo no habría de extrañarte si me devolviste la vida, cómo no habría de extrañarte si fuiste mi sueño hecho realidad, cómo no habría de extrañarte si no he  parado de llorar desde que te vi partir.

Desde lejos

Si he de amarte desde lejos, quiero hacerlo hasta el final…

Pa’ que lo tengan en cuenta

Pregunta lo que quieras y te respondo lo que quiero http://formspring.me/rasa